Del gr. βíος, m. Biol.

Lo viviente, en conjunto, tanto animal como vegetal; la Naturaleza viva. En micetología, mezcla de diversas substancias, con biotina y vitamina B1, que, incorporada a un medio de cultivo, facilita el desarrollo de las levaduras.