Se dice de la infección producida por la inhalación del hongo Blastomyces dermatitides, puede recordar una neumonía bacteriana. En la cara y las manos pueden producirse lesiones cutáneas indoloras, bien delimitadas, verrucosas o ulceradas. La enfermedad puede progresar y afectar a los huesos y al cerebro; en los casos letales se ven afectadas múltiples vísceras.