Es una sustancia que impide que las células elaboren o usen estrógeno (una hormona que cumple una función en la formación de las características sexuales femeninas, el ciclo menstrual y el embarazo). Los bloqueadores de estrógeno pueden detener el crecimiento de algunas células cancerosas. Se utilizan para prevenir y tratar el cáncer de mama. También están en estudio para el tratamiento de otros tipos de cáncer. Un bloqueador de estrógeno es un tipo de antagonista hormonal: también se llama antiestrógeno.