Dícese de la bolsa portátil (bolsa de Gamow) que produce un ambiente de gran presión, están pensadas para tratar el mal de altura y el edema pulmonar y cerebral relacionados con la altura, por ejemplo, para un alpinista que sufre edema cerebral por la altitud. Están fabricados a partir de materiales ligeros y se inflan mediante una bomba manual o de pie para conseguir una presión equivalente a un descenso de 1.500 a 2.000 metros con respecto a la altura a la que nos encontramos. Solo debe utilizarse en caso de urgencia y en ningún caso puede reemplazar el descenso o la evacuación. Mejora temporalmente el estado del paciente pero para evitar una recaída al salir de la cámara el paciente debe guardar reposo.