Es la acción de los músculos de la pantorrilla (sóleo), en la cual los músculos se contraen y exprimen las venas poplíteas y tibiales, forzando a la sangre contenida en esas venas a desplazarse hacia arriba hacia el corazón.