Es un dispositivo de plástico y tela que cubre las líneas de impulso de un corazón artificial en el punto de salida de la piel: su objetivo es eliminar la transmisión de la presión de bombeo a los tejidos circundantes.