Flora Iberica: Plantas perennes, rizomatosas. Tallos aéreos anuales. Hojas generalmente cor­diformes, pecioladas o subsésiles. Pedicelos con 2 bractéolas apicales, aplicadas al perianto. Sépalos ápteros, obtusos. Corola membranácea o carnosa, con tubo corto y 5 segmentos oblongos, obtusos, patentes. Filamentos de los estambres fili­formes, dilatados en la base, reflejos antes de la floración. Ovario ovoideo, con 1 ó 3 estilos; estigmas globosos o claviformes. Fruto globoso, monospermo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.