Flora Iberica: Plantas perennes, rizomatosas. Tallos aéreos anuales. Hojas generalmente cor­diformes, pecioladas o subsésiles. Pedicelos con 2 bractéolas apicales, aplicadas al perianto. Sépalos ápteros, obtusos. Corola membranácea o carnosa, con tubo corto y 5 segmentos oblongos, obtusos, patentes. Filamentos de los estambres fili­formes, dilatados en la base, reflejos antes de la floración. Ovario ovoideo, con 1 ó 3 estilos; estigmas globosos o claviformes. Fruto globoso, monospermo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.