Del lat. bractĕa, f. Bot.

Término introducido en botánica por Linné; se llama bráctea cualquier órgano foliáceo situado en la proximidad de las flores y distinto por su forma, tamaño, consistencia, color, etc., de las hojas normales y de las que, transformada, constituyen el cáliz y la corola. Así como en la axila de las hojas normales suele hallarse una yema rameal, de la axila de las brácteas acostumbra brotar una flor; en este caso se llama bráctea florífera o, más común, bráctea madre. Está formado de brácteas el copete de los cantuesos, lo más vistoso de las flores de la Bougainvillea, la espata de los aros, etc.; son brácteas también las hojas de las alcachofas. Compara hipsofilo, bractéola, involucro. En los carófitos, hojita en cuya axila nace una ovoyema. En los musgos, hoja periquecial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.