Der. del gr. βραχίων, intr. Zool.

Dícese del gibón o de otro mono, que se desplaza con ayuda de los brazos, mediante impulsos pendulares (braquiación).