Del lat. burdo, -onis, el burdégano, m. Bot.

En botánica, híbrido de injerto o quimera periclinal en que las células epidérmicas tienen confundidos los caracteres de los progenitores; sólo se conoce el caso del llamado Solanum Darwinianum, obtenido por Winkler, a quien se debe también el término burdón. De este mismo tipo intracelular es el injerto logrado por Burgerf (Ber. d. Deutschen Bot. Ges. 1913) entre hongos, pasando el plasma y el núcleo de una célula a otra célula de otro individuo por medios mecánicos. Así obtuvo la llamada mixoquimera. Las mixoquimeras, continuando su desarrollo, pueden escindirse después; los núcleos no llegan a confundirse (Strasburger, Bot., 3ª ed. esp.; Bola, N. y C., Trat. de Bot. 1ª ed. esp.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.