Flora Iberica: Hierbas perennes, acuáticas, glabras, con todas las hojas en la base, con polinización entomófila. Hojas alternas, dísticas, lineares, ensanchadas y envainantes en la base, trígonas en sección transversal, paralelinervias. Inflorescencias en umbela simple, largamente pedunculadas. Flores hermafroditas, trímeras, diclamideas, pediceladas, bracteadas. Perianto con 3 sépalos y 3 pétalos, poco diferenciados en color y consistencia, persistente, pergamináceo. Androceo con 9 estambres dispuestos en 2 verticilos, el externo formado por 3 pares de estambres opositisépalos y el interno por 3 estambres opositipétalos. Nectarios septales. Gineceo súpero, con 6 carpelos concrescentes en la mitad inferior; carpelos abiertos en la ½ superior, con numerosos rudimentos seminales situados por toda su superficie interna, excepto en los nervios y los bordes. Fruto polifolículo, con numerosas semillas. Semillas con embrión recto, sin endosperma o con endosperma vestigial.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.