La cabeza fetal que no ha descendido y queda fijada en la pelvis ósea materna.