Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas perennes. Tallos estriados, con ramasa opuestas o verticiladas. Inflorescencias con brácteas y bracteolas. Hojas 2-6 pinnatisectas. Dientes del cáliz bien desarrollados, triangulares. Pétalos enteros, amarillos. Frutos ovoideos o globosos, más raramente elipsoideos, con costilas primarias bien marcadas, lisos o papilosos con pericarpo grueso y duro; vitas generalmente poco marcadas. Endospermo cóncavo.

 

Flora Iberica: Hierbas perennes. Tallos profusamente ramificados –ramas opuestas o verticiladas, que a veces sobrepasan la umbela primaria–, hasta de 150 cm, sólidos, estriados, con algún resto fibroso en la base. Hojas 2-6 pinnatisectas, de contorno entre rómbico y triangular, con divisiones de último orden lineares, generalmente escábridas. Umbelas compuestas. Brácteas y bractéolas simples o pinnatisectas. Flores hermafroditas y masculinas. Cáliz con dientes aparentes o no, triangulares. Pétalos amarillos, ovados, con ápice incurvado, homogéneos. Estilopodio aplanado. Frutos ovoides o globosos, a veces elipsoides, comprimidos lateralmente; mericarpos con las costillas primarias gruesas y prominentes –por lo que las valéculas son muy pronunciadas–, a menudo papilosas, las secundarias obsoletas; vitas obsoletas; haces conductores abundantes en el parénquima lignificado del mesocarpo, canales secretores también abundantes en el mesocarpo, pericarpo ± desarrollado, esponjoso. Semillas con endosperma cóncavo e incluso involuto en la cara comisural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.