Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas perennes. Tallos estriados, con ramasa opuestas o verticiladas. Inflorescencias con brácteas y bracteolas. Hojas 2-6 pinnatisectas. Dientes del cáliz bien desarrollados, triangulares. Pétalos enteros, amarillos. Frutos ovoideos o globosos, más raramente elipsoideos, con costilas primarias bien marcadas, lisos o papilosos con pericarpo grueso y duro; vitas generalmente poco marcadas. Endospermo cóncavo.

 

Flora Iberica: Hierbas perennes. Tallos profusamente ramificados –ramas opuestas o verticiladas, que a veces sobrepasan la umbela primaria–, hasta de 150 cm, sólidos, estriados, con algún resto fibroso en la base. Hojas 2-6 pinnatisectas, de contorno entre rómbico y triangular, con divisiones de último orden lineares, generalmente escábridas. Umbelas compuestas. Brácteas y bractéolas simples o pinnatisectas. Flores hermafroditas y masculinas. Cáliz con dientes aparentes o no, triangulares. Pétalos amarillos, ovados, con ápice incurvado, homogéneos. Estilopodio aplanado. Frutos ovoides o globosos, a veces elipsoides, comprimidos lateralmente; mericarpos con las costillas primarias gruesas y prominentes –por lo que las valéculas son muy pronunciadas–, a menudo papilosas, las secundarias obsoletas; vitas obsoletas; haces conductores abundantes en el parénquima lignificado del mesocarpo, canales secretores también abundantes en el mesocarpo, pericarpo ± desarrollado, esponjoso. Semillas con endosperma cóncavo e incluso involuto en la cara comisural.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.