Del inglés, f. Med.

La afección en la cual se encuentra una cantidad anormal de sal de calcio en los tejidos blandos, como los músculos.