Med.

El uso de agua caliente, toallas humedecidas con agua caliente o vapores de agua caliente para reducir la inflamación y el dolor, estimular la circulación y/o aliviar los síntomas por indicación de un médico. Las toallas calientes deben estar escurridas para eliminar la humedad sobrante y no deben estar demasiado calientes para que puedan ser sujetas por las manos de la persona que aplica el calor húmedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.