Del lat. calor, -ōris, m. Biol. Med. Fís. Termo.

Temperatura alta del ambiente. Se aplica a la sensación de estar caliente que se experimenta al recibir los rayos del sol o al aproximarse o entrar en contacto con un cuerpo de temperatura más alta. También la sensación de estar caliente producida por una causa fisiológica o causa patológica; por ejemplo, al tener fiebre. En física, la energía que pasa de un cuerpo a otro y es causa de que se equilibren sus temperaturas. El calor es una energía, producida por la vibración de las moléculas de un cuerpo, que pasa a otro cuerpo con menos temperatura cuando ambos están en contacto y hace que se equilibren sus temperaturas: el calor puede llegar a fundir el sólido y a evaporar el líquido. En termología, la energía transferida entre dos sistemas y que está relacionada con la diferencia de temperatura existente entre ellos: se puede medir en unidad de trabajo (julio), pero frecuentemente se usa la caloría o la kilocaloría. El calor es una energía que posee una sustancia en forma de energía atómica o energía cinética molecular. El calor contenido en un cuerpo es producto de la masa del cuerpo, su temperatura y su capacidad específica de calor. El calor se transmite por radiación, conducción y convección. El cambio en el contenido calórico de un cuerpo puede provocar cambio de estado de la materia del cuerpo (por ejemplo, el agua líquida convertida en vapor de agua) o cambio de temperatura.

1 comentario en “calor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.