Med.

Se dice de los cambios detectados electrocardiográficamente en una pared del corazón opuesta al sitio donde se ha producido un IM; en el infarto transmural inferior agudo, los cambios recíprocos se consideran un signo de daño miocárdico más extenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.