Med.

El cáncer que es poco probable que se cure o controle mediante tratamiento. Es posible que se haya diseminado desde donde empezó hasta los tejidos o ganglios linfáticos cercanos, o hasta partes del cuerpo alejadas. A veces se administra tratamiento para disminuir el tamaño del tumor, retrasar la multiplicación celular o aliviar los síntomas.