Med.

Es una expresión que se usa para describir un cáncer cuyo crecimiento está muy avanzado y se ha diseminado hacia los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.