Med.

Se aplica al estadio muy avanzado de un cáncer cuyo pronóstico inevitable es la muerte.