Med.

La capa de color blanco-grisáceo formada por leucocitos y plaquetas, que se acumula en la superficie de los eritrocitos sedimentarios cuando se deja el plasma sanguíneo en reposo o se centrifuga.