Sociol.

La capacidad de un investigador para introducirse y ser aceptado en un círculo social o situación social para recoger dato.