La competencia de una persona para hacer un testamento que incluye la necesidad de que esa persona sea consciente de que se está haciendo un testamento, de la naturaleza y extensión de los bienes incluidos en el mismo y de las identidades de los beneficiarios.