Del lat. capacĭtas, -ātis, Fís. Fisiol. Psicol.

Propiedad de poder contener cantidad de alguna cosa (cabida). Aptitud legal para ejercer un derecho o una función civil, política o administrativa. En física, dícese del volumen (magnitud). Dícese del cociente que resulta de dividir la carga de una de las armaduras de un condensador eléctrico por la diferencia de potencial existente entre ambas. Su unidad es el faradio. En fisiología, dícese de la cantidad máxima que algo puede contener, absorber o producir con independencia del tiempo. Compara con potencia. El término se emplea en relación con la cantidad total de ATP que puede producir un sistema de energía. En psicología, dícese de la característica o rasgo relativamente estable que contribuye a manifestar competencia en cierto número de destreza (aptitud). Por ejemplo, el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad: son capacidades que se aplican en la destreza del salto sobre cama elástica. La capacidad se hereda en gran medida. A diferencia de la destreza, no se aprende sino que se amplía y desarrolla con experiencia (capacidad motora general).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.