En algunos líquenes (Pertusaria, etc.), el soredio no se forma en la superficie del talo, sino que ocupa enteramente el excípulo del apotecio, el cual, en tal caso, aborta y no produce teca. Los apotecios así repletos de pulvínulos sorediales toman el nombre de capítulo sorediífero; la forma que el posee se llama varioloide, y formaba parte del antiguo género Variolaria (Bil., Diz.) (F. Q. y E. G.).