Med.

El dispositivo colocado sobre la cabeza del paciente neonato para suministrarle altas concentraciones de oxígeno.