Med.

El trastorno que se caracteriza por la presencia de una cara redondeada, abotargada, que aparece en personas tratadas con altas dosis de corticoides; los rasgos se normalizan al interrumpir la medicación.