En el llamado mutante progresivo, el carácter correspondiente a un gen sin antagonista; o, en los cruzamientos entre progenitores de distinta especie, el que carece de oponente.