El carbón que ha sido tratado para aumentar la absorción de gases: carbón activo. En medicina, el antídoto de uso general en urgencias y un poderoso absorbente farmacéutico. Se prescribe para el tratamiento de la intoxicación aguda y el control de la flatulencia.