Es una sustancia radiactiva en estudio que se usa para la tomografía con emisión de positrones (TEP). Las células del cuerpo absorben el carbono C 11-acetato y se usa un escáner de TEP para encontrar cuáles células del cuerpo lo absorben. Debido a que las células cancerosas absorben esta sustancia más que las células normales, es posible usarla para encontrar cáncer en el cuerpo y diagnosticar enfermedades.