Med.

La descomposición que se puede producir en la superficie mesial o distal de un diente.