Flora Iberica: Hierbas anuales, híspidas, con pelos simples. Tallos ramificados, con ramas rígidas, a menudo inclinadas, divergentes desde la base. Hojas (1)2-pinnatisectas, pecioladas. Flores en racimos largos, ebracteados, generalmente opuestos a las hojas. Pedicelos acrescentes. Sépalos erectos, los laterales ± gibosos en la base. Pétalos de limbo obovado, atenuados en una uña un poco más larga que éste, amarillentos, con nerviación cladódroma, violácea. Androceo tetradínamo. Nectarios laterales prismáticos, deprimidos; los medianos, ausentes. Frutos en silícula con dos artejos bien diferenciados; artejo valvar elipsoidal, bilocular, generalmente con 3 semillas en cada lóculo, dehiscente; el estilar (rostro) cocleariforme, foliáceo, estéril. Semillas subglobosas; cotiledones conduplicados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.