Med.

Se aplica a la persona o cosa que, siendo mala o estando equivocada, no tiene solución ni se puede corregir. En medicina, la manifestación extraña o no habitual de una enfermedad en un individuo.