Flora Iberica: Árboles o arbustos, monoicos o dioicos, anemófilos. Tallos generalmente articulados en los nudos. Hojas reducidas a escamas, verticiladas. Flores masculinas con 4 bractéolas –las internas interpretadas a veces como sépalos–, dispuestas en verticilos y que forman inflorescencias espiciformes cilíndricas; estambre 1. Flores femeninas desnudas, con 2 bractéolas acrescentes, agrupadas en inflorescencia cónica u ovoidea; ovario súpero, con una sola cavidad fértil; estilo corto, dividido en 2 estigmas largos. Frutos en aquenio alado, samaroideo, agrupados en infrutescencia estrobiliforme.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.