Del neol. lat. cataphyllum, der. de κατα, y φύλλον, m. Bot.

En botánica, en la sucesión foliar de los tallos, las hojas inferiores, situadas entre los cotilédones y los nomofilos y hojas propiamente dichas. Pueden ser con frecuencia escuamiforme o de consistencia membranosa o coriácea, a menudo carecen de clorofila. Se les llama también así a las escamas de las yemas invernantes, las pérulas; las de algunos bulbos, como la azucena, etc. Se opone hipsofilo. Compara nomofilo (Martínez, Bot.; Duque Jaramillo, Bot.; etc.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.