Med.

La clase de fármacos con posibilidad de abuso o de crear adicción, pero que tienen una utilización médica legítima. Entre las sustancias así clasificadas por la Drug Enforcement Agency se encuentran la morfina, la cocaína, el pentobarbital, la oxicodona, la alfaprodina y la metadona.