Med.

Se dice de cualquier trastorno que pone de manifiesto la causa específica de una enfermedad, como el ser susceptible como consecuencia de factores hereditarios o ligados al estilo de vida.