La cavidad que comienza como defectos diminutos en el esmalte del diente, por lo habitual, en las superficies de oclusión de los molares y premolares.