Med.

La cefalea que aparece a las pocas horas de una punción lumbar y que por lo normal dura entre 1 o 2 días y varias semanas. Se pude acompañar de náuseas y vómitos y mejorar cuando el paciente se acuesta.