En botánica, en el tricoma de las esquizofíceas (oscilatoriáceas), es la célula que toma forma bicóncava como consecuencia de una disminución en su turgencia. Este fenómeno suele preceder a la atrofia y muerte de la célula, que provoca la rotura del tricoma (célula esquizógena).