Biol.

Dícese del tipo de linfocito que es el principal agente de la inmunidad celular; proceden de la médula ósea, pero emigran al timo para madurar (de donde viene el nombre de célula T). Las diferentes poblaciones de linfocito T, reconocida por sus diferentes CD (cluster of differentiation; grupo de diferenciación) juegan papeles distintos en la respuesta inmunitaria; la célula T facilitadora reconocen los antígenos de histocompatibilidad de clase II, como son el macrofago y el linfocito B. La interrelación entre los linfocito T facilitadores y las células con antígenos de histocompatibilidad, junto al antígeno, provocan la activación de interleuquina 1 y 2, así como otras citoquinas, lo que a su vez lleva a la proliferación de linfocito B y al desarrollo de la hipersensibilidad retardada y la célula T supresora. La célula T citotóxica reconoce antígeno extraño sobre la superficie de células infectadas por virus, y destruyen las células por liberación de porteínas citolíticas. La célula T supresora son muy importantes en las regulación de la actividad de otro linfocito, y son de crucial importancia en el mantenimiento de la tolerancia inmunitaria a los propios tejidos. La célula T de hipersensibilidad retardada actúa a través distintas linfoquina (linfocina).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.