Med.

La posición de la mandíbula durante un mordisco vigoroso.