Del lat. cera. f. Biol. Bot.

Ésteres de ácidos grasos, generalmente con función protectora. Son ejemplo de éstas la de las abejas para formar su panal y la cubierta cerosa de algunas hojas, frutos y cubierta de algunas semillas, que actúan como cubierta protectora semipermeable. Las semillas de algunas plantas la contienen como reserva de alimento.