Med.

La extracción quirúrgica del feto inmediatamente después de la muerte de la madre.