Fís.

El fenómeno por el que los materiales reciben una gran cantidad de energía térmica en un tiempo muy corto.