La cicatriz redonda que queda en medio del vientre, después de romperse y secarse el cordón umbilical (ombligo).