De ciclo y ergómetro, m. Med. Dep.

La bicicleta estática de una sola rueda que se emplea como ergómetro para medir la producción de trabajo de una persona en condición bajo control (bicicleta ergométrica). Se controla la resistencia (y por tanto la producción de trabajo) mediante uno de cuatro método: variando la resistencia mecánica (ajustando o relajando el volante), la resistencia eléctrica (cambiando la fuerza del campo magnético por el cual se desplaza un conductor eléctrico), la resistencia al aire (generada por las hojas de un ventilador que desplaza aire a medida que gira la rueda) o la resistencia hidráulica. El cicloergómetro sostiene la parte superior del tronco y lo mantiene relativamente inmóvil. Esto hace bastante fácil medir la tensión arterial y tomar muestra de sangre. También convierte el cicloergómetro en un buen aparato para medir la respuesta fisiológica a una tasa estándar de producción de trabajo (producción de potencia) de persona cuyo peso ha cambiado. Como la mayor parte del peso corporal se apoya en la bicicleta, la resistencia es relativamente independiente del peso corporal. Compara con tapiz rodante. El cicloergómetro no resulta muy bueno para medir el pico de rendimiento de persona que no acostumbra a montar porque los músculos de las piernas se suelen fatigar antes que el resto del cuerpo.

1 comentario en “cicloergómetro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.