Med.

La masa de restos sanguíneos liberados de una superficie corporal dañada o excretados por la orina.