Med.

Es un tipo de conducta característico de la conversación personal, como la utilización de desplazamientos o movimientos corporales, que subraya el flujo del lenguaje y generalmente coincide con los patrones de tensión lingüística.