Med.

La etapa de la cirrosis que se caracteriza por una hiperproliferación de tejido hepático.